Acordes

En música, los acordes son grupos de notas que suenan a la vez y este grupo de notas puede ir desde 2 notas, hasta el infinito, el límite está en la cantidad de músicos o instrumentos que se dispongan para tocar una nota del acorde, y las combinaciones de notas pueden ser cualquiera, desde Do, Re bemol y Re becuadro (natural) hasta cualquier combinación que se nos pueda ocurrir usando las 12 notas que tenemos a nuestra disposición en la escala occidental. Pero si nos regimos por la extrema libertad que supondría poner un numero “irracional” de instrumentos tocando a la vez unas combinaciones de notas determinadas al azar, esto traerá inequívocamente resultados poco audibles y de una expresividad muy limitada, por lo que para empezar a usar acordes nos es útil un conjunto mínimo de reglas que nos permitan movernos de forma “armónica” en nuestras creaciones sonoras.

 

¿Cómo construir un acorde?

 

Para construir un acorde básico partimos sólo de 3 notas diferentes que suenan al mismo tiempo, a este tipo de acordes “básicos” se les llama triadas precisamente por la cantidad de notas diferentes que los construyen, estas tres notas se relacionan entre sí por distancias de 2 tonos o de tono y 1/2 a las distancias de 2 tonos se les llama normalmente 3ra mayor y las distancias de tono y 1/2 se les llama tercera menor (en el blog anterior donde vimos cómo se construyen las escalas vimos que es una distancia de tono y de 1/2 tono o también llamado semitono).

El Daw por defecto coloca las notas negras del piano como notas sostenidas [#] por lo que en la partitura se ve un Mi bemol en el acorde de Do menor pero en el Daw se ve como Re Sostenido, pero no altera sus sonido ya que ambos nombres corresponden a la misma nota, lo mismo pasa con las demás notas que en la partitura aparezcan como bemoles y en el daw como sostenido

Como podemos ver en la imágen, al usar esta regla de crear acordes con 3ras mayores y menores, obtenemos 4 posibilidades desde una misma nota, estas 4 posibilidades son aplicables a cualquiera de las 12 notas, dando lugar a 48 posibles acordes … pero normalmente usamos los 2 tipos de acordes más estables ósea los acordes mayores y los acordes menores, los otros 2 poseen por sí mismos tensiones muy fuertes sin siquiera relacionarlos con otros acordes, por lo tanto sólo los usamos en casos especiales. Ahora, si pusieramos siempre los acordes de la misma manera toda la música sonaría muy aburrida, por lo que cuando escogemos un acorde, podemos acomodarlo en tres inversiones distintas que nos brindan más posibilidades sonoras, para no perdernos cuando usamos las inversiones, es bueno saber como se llaman las partes de cada triada.

Ahora si, vamos a tomar dicha triada y vamos a ver sus ya mencionadas inversiones:

Primera Inversión:

Segunda Inversión:

Como vemos el proceso fue sencillo, tomamos la nota más grave y la subimos una octava para realizar la 1ra inversión, dejando así la 3ra en el bajo, luego tomamos la 3ra del acorde y la subimos nuevamente una 8va arriba en nuestro Daw, esto dejo en consecuencia nuestra segunda inversión quedando la 5ta del acorde como el bajo de nuestro acorde, pero no tenemos que ceñirnos exclusivamente a estas presentaciones de dichas inversiones, lo importante para definir en qué inversión estamos es el bajo de dicho acorde, si el bajo es la fundamental entonces está en posición inicial, si el bajo es la 3ra del acorde está en primera inversión y si su bajo es la 5ta del acorde entonces estamos en la segunda inversión (esto aplica a las 4 posibilidades de las triadas), pero por encima de cada bajo podemos usar cualquier tipo de disposición e incluso tres instrumentos diferentes tocando cada parte del acorde en registros muy distantes entre sí, y seguirá siendo el mismo acorde en la misma inversión como veremos a continuación.

El contenido relacionado con el tema tratado en este blog va hasta el mín 10:58

 

¿Y si agregamos más notas a la triada?… ¿qué pasa?

Como ya mencione, el principio básico de un acorde es que suenen varias notas al mismo tiempo, desde 2 en adelante, por tanto es lógico pensar que existen más posibilidades que las triadas a la hora de crear acordes que suenen dentro de un marco estético digamos “aceptable” y la respuesta es que si, si podemos extender más el número de notas por acordes y mantenernos en una zona “estable”.

La idea sigue siendo la misma que cuando creamos las triadas, básicamente vamos a agregar más notas hacia arriba, de a 2 tonos (3ras mayores) o de a tono y 1/2 (3ras menores), esto genera nuevas combinaciones, pero estas notas que están por encima de la tríada original son llamadas tensiones del acorde, que más que tensiones realmente brindan un nuevo color y cualidad a los acordes que ya teníamos, pero ojo que dichos colores pueden cambiar radicalmente la intención original de un acorde, vamos a ver los acordes más comunes en construcciones de 4 notas:

Para mantener la relativa estabilidad de dichos acordes con esta nueva “tensión” se continúa con la idea que ya se veía venir en los acordes mayores y menores, me explico: estos dos acordes son los más usados y los más estables por que dentro de su construcción se encuentra una 3ra mayor en combinación con una menor, ya sea que la primera tercera sea mayor o menor la siguiente 3ra será la opuesta por ponerlo en estos términos, ya que si ponemos dos 3ras con la misma cualidad (ya sea mayor o menor) sonando a la vez creamos esos acordes tensos poco usuales como lo son la triada aumentada y la disminuida, este mismo principio aplica para los acordes de 4 notas, si tenemos una triada mayor (3ra M, 3ra m) para mantener la estabilidad de este acorde usaremos a continuación una 3ra M, lo que nos deja el acorde Maj 7, si el acorde que vamos a alterar es un acorde menor (3ra m, 3ra M) a continuación agregaremos una 3ra menor para mantener su relativa estabilidad, los acordes dominante 7 como ves, no cumplen esta regla son una 3ra M, una 3ra m y otra 3ra m, por lo que son los acordes dentro de los llamados comunes, los menos utilizados, son usados normalmente como acordes que inmediatamente después resolverán en una acordé de carácter estable (triadas mayores, menores, Maj7 o menor 7) también podríamos crear acordes menores con la 7ma mayor pero estos definitivamente son menos utilizados ya que su tensión no invita necesariamente a una resolución armónica, son tensos en una forma particular que no permite una resolución fluida hacia ningún otro acorde, por lo que se usan en casos… aún más “especiales”.

El uso de más y más 3ras hacia arriba es complejo, al igual que la creación de acordes con intervalos diferentes a los 2 tonos y tono y 1/2 (3ras mayores y menores) que también existen, pero su uso es muy especializado y la intención de este blog no es precisamente realizar un tratado de teoría musical donde explique todas las construcciones de acordes, pero creo que ya tenemos bastante material de trabajo para experimentar con nuestros acordes a la hora de crear, pero para no dejar la duda abierta de qué pasaría si seguimos agregando 3ras indiscriminadamente, vamos precisamente a hacer un experimento donde pondremos tantas 3ras como me sea posible en mi Daw e incluso voy a continuar con la regla que nos permite crear acordes más “estables”  a ver cual es el resultado final…

 

Algunos Tips:

Si bien a la hora de crear música es posible usar incluso los acordes triádicos en estado fundamental para trabajar en nuestra producción, el uso de las inversiones y de los siguientes tips nos contribuye a generar una mejor fluidez armónica y una contundencia en nuestros acordes que no conseguiríamos tocando sólo las triadas en estado fundamental.

 

    1. Una vez selecciones el acorde que quieres usar, puedes tocarlo con una sola mano duplicando una de sus notas para darle un poco más de fuerza, los más recomendados son el estado fundamental y la segunda inversión:Está es otra forma de crear acordes de 4 notas sin agregar más terceras,si hacemos este proceso con la mano izquierda podemos crear melodías con la derecha, pero si lo hacemos con la derecha podemos improvisar o tocar un bajo con la izquierda.
  1. Si lo que quieres es tocar tus triadas en estado fundamental pero que no se note mucho, podemos aprovechar que lo que importa es la nota más grave o el bajo y por encima podemos hacer lo que nos plazca:

     

  2. La misma idea del tip número 2 lo podemos aplicar a las otras dos inversiones: 
  3. Para darle aún más fuerza a los tips 2 y 3 podemos combinarlo con el tip número 1 y duplicar pero esta  vez en la mano izquierda.

     

  4. Este es el tip para usar de mayor cuidado  ya que más no siempre es mejor, vamos a combinar todos los tips 1, 2 ,3 y 4 duplicando además del bajo en la mano izquierda, en la mano derecha también podemos hacer una duplicación, esto se convierte en nuestra tríada con esteroides, y queda a gusto de cada creador cómo y cuándo usarlos, si lo que quieres es un punto muy álgido en tus acordes y por si sólo no te satisface pero estas seguro de que ese es el acorde que quieres prueba el tip número 4 o el 5to:

Si quieres compartir  conocimiento relacionado con teoría musical ,haz click en el siguiente botón para proponer tu publicación:

Colaborar

 

Referencia bibliográfica:

Piston, Walter. Armonía. Estados Unidos: Span Press Universitaria, 1998 ISBN: 1-58045-935-8.